TRADICIÓN: ¿Por qué los 29 se comen ñoquis?

0
54

Curiosa historia detrás de la costumbre de esta fecha. 

 

 

 

 

Ñoquis de papa, de verdura o calabaza, con fileto, bolognesa , manteca o hojitas de laurel, es una de las pastas más comunes dentro del menú de la familia argentina. Sin embargo, más allá de su preparación y de ser una excusa para reunirse con la familia, ¿de dónde surge la  tradición de comer ñoquis los 29?

 

 

 

 

La historia de esta exquisita tradición se remonta al siglo VIII. Según cuentan, un joven médico de nombre Pantaleón solía peregrinar por Italia, curando a los enfermos y ayudando a los pobres. En una de esas peregrinaciones, el médico le pidió a una familia si sería tan amable de hacerle un lugar en su mesa e invitarlo a comer.

 

 

 

 

Para agradecer, les predijo “un año de pesca y cosechas excelentes”. Por supuesto que la profecía se cumplió. Dicho episodio ocurrió un día 29 y se dice que los campesinos le habrían ofrecido al santo una comida simple y económica: ñoquis.

 

 

 

 

De ahí la costumbre de comer cada 29 ñoquis. La tradición de poner dinero debajo del plato, como símbolo de los buenos deseos, es más moderna y según cuentan, se debe a la viveza criolla.

 

 

 

Receta para seis u ocho personas: 

* 5 papas grandes.

* 2 huevos.

* 300 gramos de harina de trigo.

* Sal al gusto.

Pasos: 

1.- Colocar las papas sin pelar en una olla con suficiente agua a hervir hasta que estén blandas. Una vez frías retire las cáscara y triture hasta conseguir un puré y colóquelas en una bandeja durante varios minutos al horno, sáquelas y déjelas enfriar.

 

 

 

2.- Coloque los huevos en un bowl, añada la sal y bata con un tenedor hasta que se mezclen y viértalos sobre el puré de papas ya frío. Espolvoree unos 155 gramos de harina de trigo sobre el puré y mezcle todo esto con un tenedor hasta conseguir una pasta homogénea.

 

 

 

3.- Espolvoree el resto de la harina en una superficie plana, ponga la masa y comience a amasarla, luego de la que tenga totalmente unificada déjela descansar en un bowl por unos minutos.

 

 

 

4.- Cortar la masa en porciones iguales y haga cilindros estrecho y corte pequeños pedasitos de unos dos o tres centímetros. Con la ayuda de un tenedor haga las rayas características de esta pasta y reserve sin que se toquen. Guárdelas durante una hora y media en el refrigerador.

 

 

 

 

5.- Al momento de cocinar debe colocarlos uno por uno en una olla con agua hirviendo. Déjelos por tres minutos o hasta que floten.

 

 

 

 

6.- Escurrir y acompañar con la salsa que más le apetezca o simplemente mézclelo con un poco de margarina y queso parmesano rallado.

Comentários no Facebook