Se realizó en nuestro país el primer implante de una válvula del corazón de forma ambulatoria

0
13

El procedimiento se llevó a cabo en el ICBA Instituto Cardiovascular y el paciente pudo retomar su ritmo de vida habitual a las pocas horas.

 

 

El aumento de la expectativa de vida trae aparejado un crecimiento en el número de casos de estenosis aórtica severa, que es el estrechamiento u obstrucción de la válvula aórtica del corazón que impide que ésta se abra adecuadamente. Esta válvula es muy importante ya que permite el paso de la sangre hacia la aorta y de ahí al resto de los órganos del cuerpo.

En la Argentina dicha patología afecta aproximadamente al 3% de los pacientes mayores de 75 años. “Sin intervención alguna, la progresión sintomática produce gran discapacidad y un elevado riesgo de vida” menciona el Dr. Fernando Cura, jefe del Servicio de Cardiología Intervencionista y Terapéuticas Endovasculares del ICBA, Instituto Cardiovascular.

Habitualmente los pacientes que padecen estenosis aórtica presentan un soplo cardíaco. En estos casos el cardiólogo solicitará un ultrasonido cardíaco para detectar tempranamente un posible problema en la válvula. Si esto se confirma deberá controlarse regularmente de acuerdo a lo que indique su médico, que en líneas generales será entre una y dos veces al año. Los estudio de seguimiento habituales constan de un ultrasonido cardíaco y laboratorio de sangre, y eventualmente una prueba de esfuerzo.

Si bien esta condición médica puede presentarse desde el nacimiento, también puede desarrollarse a lo largo de la vida. La aparición de los síntomas ocurre lamentablemente de manera tardía y al avanzar la enfermedad esta válvula requiere ser cambiada. “Historicamente este procedimiento se llevaba a cabo en una cirugía de corazón abierto, que demanda varios días de internación y posterior rehabilitación en el domicilio por algunas semanas, explica el Dr. Cura quien agrega, “esta novedosa técnica nos permite tratar a aquellos pacientes que cumplen con ciertos requisitos y además presentan un alto riesgo de cirugía de corazón”.

Por su parte el Dr. Pablo Lamelas, médico staff del mismo servicio y profesor de epidemiología clínica de la Universidad de McMaster en Canadá comenta que “desde hace una década en el ICBA veníamos trabajando sobre la técnica de implante de la válvula aórtica que se coloca mediante catéteres a través de la arteria femoral (ingle), sin necesidad de cirugía cardíaca. Esta técnica se llama TAVI y es un procedimiento mínimamente invasivo que permite tratar a los pacientes de riesgo incrementado de cirugía cardíaca convencional, con muy buenos resultados y beneficios ya que la intervención es considerablemente menos invasiva, el post procedimiento más ameno, no requiere rehabilitación y se cursan menos días de internación”.

Desde la primer TAVI realizada en Francia hace 15 años, su utilización creció exponencialmente en dicho país. En el resto del mundo, existen pocos y limitados reportes de pacientes dados de alta el mismo día del procedimiento. La pandemia por COVID-19 aceleró el proceso de búsqueda de tratamientos ambulatorios a fin de evitar congestionar el sistema de salud y al mismo tiempo dar cuidado a los pacientes con otras afecciones cardíacas.

Primer paciente con procedimiento ambulatorio

A mediados de julio de este año realizamos el primer procedimiento ambulatorio con la técnica TAVI en nuestro país, logrando el recambio de la válvula aórtica a través de catéteres. Es el primer caso en la Argentina, donde el paciente se internó y se fue dado de alta el mismo día con su prótesis cardíaca exitosamente implantada” detalla el Dr. Lamelas y agrega, “este gran avance es el producto de mejoras tecnológicas y más de una década de trabajo en técnica de implante TAVI”.

Se trata de un paso importante en el tratamiento y humanización de esta enfermedad, donde dependiendo de la condición particular, el paciente puede realizarse un procedimiento de alta complejidad pero con la seguridad de que pueda irse el mismo día a su casa y continuar con su ritmo de vida habitual. Se espera que este adelanto se extienda cada vez a más pacientes”, concluye el Dr. Cura.

Ambos médicos concluyen en que es muy importante cumplir con los controles médicos para la detección temprana de esta enfermedad que puede resultar muy grave. En cuestiones de salud, la detección precoz es fundamental para el tratamiento oportuno.

Comentários no Facebook