Prorrogaron las restricciones a las exportaciones de carne hasta diciembre

0
19

Fuerte protesta en el Mercado Central, ya que desde el Gobierno nacional prorrogaron las restricciones a las exportaciones de carne hasta fin de año. Resta muy poco de la cosecha 20/21 y se acelera la siembra de trigo y cebada.

 

 

 

 

 

 

 

Se conoció el alcance de la “flexibilización” a la prohibición de exportaciones de carne, que mantendrá una r estricción de 35% en el volumen de ventas al exterior de este producto (cuotas aparte). La sorpresa es que, a pesar de que los trascendidos indicaban que sería por otros dos meses, la medida se anunció ahora hasta el próximo diciembre, un semestre completo, lo que implica un recorte de ingreso de divisas por exportación de, al menos, unos u$s500 millones para este año, manteniendo los valores promedio de exportación de lo que va del año.

 

El monto estaría justificando la reacción negativa de los productores, declarados ahora en “estado de alerta”, ya que la multiplicación económica de esa cantidad se eleva sustancialmente, e impacta en muchos eslabones de la cadena, incluyendo frigoríficos (por menor actividad), red comercial (por menor volumen), y provincias (por menor recaudación).

 

Mientras, la Mesa de Enlace de entidades del campo,ya pidió media docena de audiencias para conseguir el respaldo de los gobernadores más afectados por la medida nacional. Según el IPCVA, en esta primera parte del año, las exportaciones promediaron las 71.800 toneladas mensuales de las cuales China absorbió alrededor del 80%, sumando más de 200.000 toneladas en el primer semestre y casi 65% del monto total que, por supuesto, este año no alcanzará el récord, a todo destino, de 929.000 toneladas por u$s2.700 millones del año pasado.

 

La compensación parcial en el ingreso de divisas podría venir de la mano de la recuperación en precios y volúmenes de otros destinos expectantes como la Unión Europea, que se está reactivando económicamente, y los Estados Unidos, que ya vienen en un ritmo económico sostenido, los que estarían favorecidos, en este caso, por los cupos que poseen que no están alcanzados por la restricción oficial, tal el caso de la Cuota Hilton para Europa, la 481 a la Unión Europea, la Cuota a EE.UU., la Kosher para Israel, etc. que están manteniendo una tendencia internacional alcista en sus cotizaciones.

 

Aunque la situación de los tambos sigue siendo crítica, y los precios en tranquera de tambo se ubican entre los más bajos entre los países productores, la situación internacional está mostrando una cierta tendencia a la recomposición. En su último informe el OCLA (Observatorio de la Cadena Láctea Argentina) indica que en la primera parte del año (5 meses) del total de exportaciones lácteas por monto fue de 47,0% para leche en polvo; 24,5% para los quesos en sus diferentes pastas; 19,1% en el resto de productos (dulce de leche, manteca, aceite butírico, suero, etc.); y 9,4% de productos confidenciales (lactosa, caseína, yogures, etc.).

 

 

A su vez, la variación interanual fue de un alentador +41,06% en volumen y +53,0% en valor (may/21 vs. may/20). Las exportaciones, que representaron el 26,3% de la producción total, según la OCLA, mantuvieron como principal destino a Brasil (29%), seguido por Argelia (25%). Por su parte, y a pesar de los altibajos, la soja se sigue manteniendo alrededor de los u$s500 por tonelada para las posiciones inmediatas en Chicago, a pesar de las lluvias en las zona productora que mejoran la calidad de los cultivos estadounidenses.

 

Mientras, finalizó la cosecha local en unas apenas 45 millones de toneladas, y sigue la de maíz (falta 40%) que está terminando en 50 millones de toneladas, en tanto que para el ciclo que comienza, y donde no se espera un gran crecimiento de área, sólo con que el clima mejore, se podría “saltar” a cerca de 60 millones de t de maíz, más de 20 millones de trigo, superando los 50 millones de soja.

 

La gran preocupación ahora es la profundización de la bajante del Paraná -eje central de la Hidrovía-, ya por segundo año consecutivo, que amenaza con transformarse en la más grave en 80 años y que amenaza con derrumbes en la costa. Por año entran al sistema 4.500 buques y se mueve el grueso de las exportaciones agroindustriales y de gas de Argentina, Bolivia y Paraguay.

 

Un escándalo de magnitud vuelve a rondar al Mercado Central de Buenos Aires, con manifestaciones externas en forma de cortes de rutas, paros, reclamos, etc. que no se sabe bien en qué pueden terminar. Si bien es cierto que el Central siempre estuvo rodeado de controversias (porque muchos intendentes resistieron históricamente el perímetro de protección que impide actuar a otros mercados subalternos en esa área), en las cuales ninguno de los 3 mandantes (Nación, Caba y Provincia de Buenos Aires) se hicieron demasiado cargo, ahora parece que hubo una escalada importante que terminó en un paro de actividades, y en la denuncia de la “desarticulación” del mayor mercado de abasto, especialmente de frutas y verduras de la urbe metropolitana, lo que puede afectar también la oferta y los precios, de por sí recalentados en esta época del año.

Comentários no Facebook