Programa de Revalorizacion de Identidad dependiente de Vicegobernación

0
124

Recuperamos, desde la raíz, la identidad de cada pueblo misionero.Con el objetivo de fortalecer y revalorizar nuestra propia identidad, la de cada pueblo y municipio de Misiones, desde Vicegobernación se impulsó el Proyecto de Revalorización de la Identidad Misionera hace casi ya dos años, y los resultados ya son evidentes.

 

 

 

“Es un programa que puso en funcionamiento la gestión actual del Dr. Herrera Ahuad y no podría ser factible si los municipios no colaboraran, porque la intención es trabajar en el terreno, en cada localidad y municipio y en contacto directo con la comunidad”, explica Adrián Damiani, responsable de la gestión. Agrega que la iniciativa nace para contrarrestar las antiguas prácticas que llevaban todo armado y la gente no lo sentía como propio; ahora se trabaja en la confección de la bandera, del escudo, de la canción, todo con la gente del pueblo, y se corona con la posibilidad de hacer un mural en la entrada o en algún lugar importante donde se pueda enarbolar la bandera de Argentina, la de Misiones, y la bandera de su propio municipio.

 

 

Un proceso colectivo

 

La tarea se inicia con un contacto directo con el intendente municipal, a quien se le solicita que impulse una convocatoria abierta a todos los sectores de su comunidad, no importa la edad, trabajo o formación, lo importante es que se sientan parte y hagan suya la idea. A ellos se suma el equipo de trabajo del proyecto integrado por músicos, diseñadores, especialistas en grafiado en murales y técnicos, pero la consigna es que el cantante sea del pueblo, que los músicos sean del pueblo. Los chicos entregan dibujos para el escudo y la bandera, se digitalizan y se retocan técnicamente para convertirlos en sólidas propuestas; y la elección final es por la votación es con gente del pueblo y del estado provincial.

 

 

Lo mejor de cada casa

 


A lo largo de estos casi dos años de existencia, quedaron en el camino anécdotas que se convirtieron en pequeñas historias que ponen de relieve el impacto que logra el proyecto en cada comunidad, la emoción y el orgullo que despierta confirman lo acertado de la decisión.
Cuenta Damiani que es grande y evidente la satisfacción que manifiesta la gente por tener su propio escudo, su propia bandera y canción. Recuerda que la intendenta de Profundidad, por ejemplo, dijo que “pasaron 134 años para poder tener esta oportunidad y no es menor, porque nunca pudimos tener nuestra propia identidad”. Y hoy Profundidad cuenta con su escudo, bandera y canción como otros municipios con los que se viene trabajando.

 

El proceso de revisar las raíces buscando lo que identifica permitió descubrir otra historia de Misiones que no todos conocen, inclusive ni los mismos integrantes del pueblo.  En Loreto, por ejemplo, descubrieron que existe una palmera autóctona que hoy ya es parte del nuevo escudo, investigaron por qué el arroyo lleva ese nombre e incluso por qué el pueblo se denomina de ese modo.

 

“En Caá Yarí descubrimos que el pueblo se llamaba originalmente Pueblo Azul y que los carros tenían matrícula revisando un libro que bien guardado. Así es como en cada caso el proceso lleva a develar la historia de cada pueblo, a tomar conciencia de que cada uno tiene su identidad, una historia y eso es lo importante”.

 

Para Damiani los resultados están a la vista y demuestran que el objetivo inicial del proyecto recupera lo que con tanto bombardeo foráneo se estaba perdiendo: la esencia de cada comunidad, sus raíces, su historia, y lo pone de manifiesto en una canción, un escudo, un mural, “el orgullo de ver a chicos a los que se les caen las lágrimas al ver su bandera por primera vez o al cantar su canción, nos confirman que vamos por buen camino”.

 

 

Comentários no Facebook