Piden informes sobre la denuncia al falso médico de Candelaria

0
39

La diputada Anita Minder solicitó que el Ministerio de Salud informe referido a la denuncia del Colegio de Médicos de Misiones sobre el falso médico que realizaba guardias en el Hospital de Candelaria. “Puso en serio riesgo la salud de los candelarienses”, afirmó.

 

 

 

A través de un proyecto de comunicación la legisladora del bloque radical pidió al Ejecutivo misionero que el Ministerio de Salud informe aspectos vinculados a la denuncia realizada por el Colegio Médico, el pasado 3 de abril, por el accionar del falso médico César Ariel Aquino que se encontraba desempeñando tareas al frente de la guardia del hospital de Candelaria.

 

Minder argumentó que “inquieta saber en qué condiciones ésta persona llegó a ejercer funciones si no contaba con un contrato con dicha dependencia.”

 

Según publicaciones periodísticas, el propio Colegio de Médicos de la Provincia de Misiones fue quien realizó la presentación ante el Ministerio de Salud, al constatar que “no está registrado en la Provincia el mencionado profesional como médico”.

 

La actual Vicepresidente Segunda de la Cámara sostuvo que éste caso “prende una señal de alerta acerca de quienes se hallan ocupando puestos cruciales en los sectores sanitarios públicos de la Provincia, como así también respecto al mecanismo de selección, designación o contratación de los médicos del Sistema Provincial de Salud y los controles que rigen sobre los mismos.”

El proyecto de Minder solicita saber el estado de las acciones legales contra Aquino por parte del Ministerio de Salud y el sumario administrativo a la Dirección del Hospital de Candelaria y autoridades implicadas en la contratación irregular y sin verificar la situación. También busca saber sobre las modalidades de selección, designación o contratación del personal médico del Sistema Provincial de Salud, y el instrumento legal para subcontratar profesionales, por fuera del Sistema Provincial de Salud, para cubrir guardias.

 

No es la primera vez que denuncian la presencia de falsos médicos en hospitales y sanatorios de la provincia: años atrás, una mujer de nombre Mirtha Alonso, trabajó en un sanatorio privado, usando matrícula de una profesional que se dio de baja por irse a vivir a otra provincia. También se desempeñó en el Hospital Favaloro de Villa Cabello donde hacía guardia pediátrica, y más tarde lo hizo en el Samic de Leandro N. Alem y San Javier. En 2015 el Colegio alertó sobre otro falso médico, Pablo Joel Silva, que usurpó y falseó matrícula de otro profesional y atendía en la guardia del hospital de Montecarlo.

Comentários no Facebook