Oficializan aumentos de las prepagas para octubre y noviembre y empresarios no descartan nuevas subas

0
35

Serán del 4% cada mes. Así, el acumulado anual se irá a 36,6%.

 

 

 

El Gobierno autorizó un aumento del 4% a partir de octubre y otro 4% desde noviembre de las cuotas de los afiliados a las empresas de medicina privada, según la resolución 1701/2019 del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

 

 

Cada aumento, dice la resolución, es «complementario y acumulativo», lo que significa que cada incremento se aplica sobre la cuota aumentada del mes anterior.

De esta manera, con cargo a este año, se otorgaron 6 aumentos: del 7,5% desde el 1 de mayo, más 3 aumentos acumulativos de 17,5% por julio, agosto y septiembre y ahora 4% en octubre y 4% en noviembre. Todo eso hace un suba total de 36,6%.

En el Gobierno se discutió si otorgar o no estos aumentos teniendo en cuenta el momento crítico actual y el impacto de los aumentos sobre los afiliados. Prevaleció la postura de otorgarlos por el incesante incremento de los costos.

Las prepagas consideran que estos aumentos son insuficientes y reclaman un aumento mayor que seguramente será otorgado a partir de diciembre teniendo en cuenta el salto del dólar y de la inflación.

Con cargo a 2018, el sector aplicó hubo 5 aumentos: 7,5% desde junio, otro 7,5% a partir de agosto, 8% desde octubre, 8,5% en diciembre y 5% en febrero pasado. Un incremento total del 42,2%.

Por todos estos aumentos, y caída del poder adquisitivo, muchos afiliados se pasaron a planes más bajos, con menor cobertura o directamente se desafiliaron de la prepaga. Entre las empresas del sector se calcula que la merma de afiliados afectó al 15% del total.

En promedio, el costo de los planes de las prepagas es de entre $ 7.000 y $ 7.500 mensuales para una persona de edad mediana, y es mucho más alto para los adultos mayores. Un matrimonio joven con dos hijos menores, por un plan sin reintegros, paga alrededor de $ 14.000 por mes. Y los planes familiares mayores superan ese importe.

El sector cuenta con 6 millones de beneficiarios, de los cuales sólo un millón son voluntarios. Del resto, el grueso deriva sus aportes de la Seguridad Social a la prepaga a través de las obras sociales y deben pagar, en caso de corresponder, la diferencia con relación al monto del plan privado que se vio incrementado, porque los salarios aumentaron mucho menos que los valores del plan.

Como el salario sigue cayendo en términos reales, se acrecientan los montos de esa diferencia. Otro sector menor corresponde a planes corporativos de empresas.

La advertencia de las empresas

El director general de Swiss Medical, Miguel Blanco, aseguró que las subas autorizadas por el Gobierno «ya estaban acordadas» y advirtió que, «por el impacto de la devaluación, puede haber nuevos aumentos».

«No tenemos espalda para no hacer aumentos porque el margen es muy bajo. La inflación en salud siempre va por encima de la inflación general. La situación de la salud es crítica», dijo Blanco.

La merma en la cantidad de afiliados, igual, fue «mínima», porque «lo último que deja de pagar una familia es la prepaga», aseguró.

En diálogo con El Destape Radio, el empresario dijo no tener información «sobre congelamiento de precios de los medicamentos» y advirtió que ya hay falta de liquidez en varias empresas por el reperfilamiento de bonos anunciado por el ministerio de Hacienda: «Hay empresas que iban guardando dinero para hacer pagos después del 31 y ahora se encuentran con que les van a pagar en otro momento. Eso genera un problema financiero».

«Macri heredó una situación muy complicada que no han podido solucionar. Han tenido aciertos y errores», concluyó.

 

FUENTE: Clarín

Comentários no Facebook