Nuevo programa del INYM facilita acceso a herramientas y genera trabajo para tareferos

0
44

El Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate INYM) aprobó hoy (3 de septiembre) el Programa de Motosierras y Motoguadañas para Trabajos en Yerbales orientado a  facilitar la adquisición de herramientas y al mismo tiempo, promover empleo registrado para tareferos una vez culminada la cosecha de hoja verde.

 

 

 

A través de este Programa, el INYM cubre hasta el 80% del costo de motoguadañas y motosierras, con un límite máximo de reconocimiento de $35.000,00 en el caso de la primera y de $22.400 en el caso de la segunda, a productores, prestadores de servicio, cosecha y flete, y secaderos con la condición de que éstos incorporen a tareas de limpieza y corte de troncos y ramas de yerba a tareferos por un período de tres meses.

 

 

 

“Esta iniciativa tiene dos grandes objetivos:  apoyar el acceso a herramientas que permiten un manejo mecánico en la limpieza y el mejoramiento del yerbal , y paralelamente generar trabajo genuino para quienes quedan desocupados cuando termina la cosecha”, explicó el presidente del INYM, Juan José Szychowski.

 

 

 

Detalles y requisitos del Programa

 

 

 

Las herramientas contempladas son motoguadañas a partir de 1,8 HP de potencia y motosierras de menos de 3,1 HP de potencia. Pueden ser adquiridas en proveedores distribuidos en la zona productora (Misiones y norte de Corrientes) inscriptos en el listado de «Proveedores de motoguadañas y motosierras» que figuran en el Registro de Proveedores del INYM.

 

 

 

Los productores podrán acceder hasta 1 (un)  implemento, mientras que los prestadores de servicio, cosecha y flete y los secaderos podrán solicitar hasta 3 (tres) herramientas.

 

 

 

Los interesados en adquirir los implementos, además de cumplir con los habituales requisitos para otros programas vigentes, como estar inscriptos en el Registro de Operadores del INYM, deberán completar la Solicitud de Inclusión (http://www.inym.org.ar/tramite/solicitar-motosierra-motoguadana-interzafra/) y presentar Declaración Jurada de No Utilización de Mano de Obra Infantil, Declaración Jurada de Cosecha Tercerizada, Compromiso de Empleo y Declaración Jurada de Mantenimiento de Empleo.

 

 

 

La Solicitud de los implementos elegidos deberán ser acompañados por el Formulario AFIP 931 más la nómina de empleados que surge del mismo del mes de SEPTIEMBRE 2020, y para el caso de que el empleado a incorporar figure en dicha nómina (Septiembre 2020), deben presentar la constancia de Baja en AFIP; Apellido, Nombre y Número de CUIT de él o los empleados a incorporar; una factura pro-forma o presupuesto del implemento, detallando características y precio finales.

 

 

 

“Por cada implemento aprobado, cada operador deberá presentar al INYM la factura a su nombre, copia de la garantía de la herramienta, copia del curso de capacitación para manejo de la misma firmada por el operador y el representante de la empresa, constancia de alta temprana con fecha posterior al 30 de SEPTIEMBRE de 2020 de 1 (UN) NUEVO trabajador en caso de operadores productores o 2 (DOS) NUEVOS trabajadores en caso de operadores secaderos o prestadores de servicio de cosecha y flete, y una declaración jurada de mantenimiento de ese personal por el lapso de 3 meses”, se explica en la Resolución 276 de la institución yerbatera.

 

 

 

La solicitudes serán recibidas en el INYM entre el 1 de octubre y hasta el 30 de noviembre próximo.

 

 

 

Cabe aclarar que podrán acceder a este Programa todos operadores que ya fueron beneficiados en los Programas de Motoguadañas y Motosierras implementados por el INYM desde el año 2018 a la fecha.

 

 

 

Beneficios sociales y productivos

 

 

 

Con esta iniciativa, “lo que hace el INYM es posibilitar el acceso y la generalización del uso estas herramientas que son mucho más prácticas para los trabajadores de la cosecha, pero fundamentalmente está posibilitando la utilización de mano de obra en yerbales y eso es tremendamente importante en este período post cosecha”, sostuvo Rubén Alvez, director Titular por los Trabajadores Rurales en la Institución.  “Quiere decir que estamos atendiendo la situación de los operadores y trabajadores más necesitados mediante programas específicos, y de manera contundente porque promovemos el trabajo registrado y la continuidad de la mano de obra”, resumió.

 

 

 

Por su parte, Nelson Dalcolmo, director por la Producción en el INYM,  explicó cómo el control mecánico de las malezas contribuyen a la recuperación y conservación del suelo y del cultivo.

 

 

 

“Con el uso de la motoguadaña se asegura un control efectivo de las malezas, sin causar daño al suelo y a las plantas, y con la motosierra pasa algo similar, sirve como elemento de limpieza de troncos y ramas adultas y en rebajes de ejemplares con síntomas de declinamiento productivo. Todo eso es material vegetal que queda en la superficie y al ser incorporado al suelo mejora su estructura y fertilidad”, explicó Dalcolmo.

 

 

 

Además,  continuó, “la motosierra es una herramienta necesaria para el corte y acondicionado de troncos y ramas de árboles implantados o raleos en forestaciones,  para ser utilizados como biomasa o procesados como chip, en los secaderos de yerba mate”.

Comentários no Facebook