Ingeniero argentino trabaja con microalgas comestibles en conjunto con la NASA

0
77

Su idea es generar en el país las condiciones tecnológicas para producirlas y contribuir con el problema de la desnutrición.

 

 

Miguel Raduazzo, un ingeniero argentino de 55 años de edad, busca desarrollar un biorreactor que permita generar las bioalgas comestibles que utilizan los astronautas para alimentarse, según le comentó un equipo de la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio).

 

Algunos años después estudiar las condiciones del Rio Matanza-Riachuelo con el fin de comenzar a sanear parte de él, el ingeniero se percató que las condiciones del mismo arrojaban parámetros semejantes a las de un planeta recientemente descubierto. Fue entonces que, tras unas vacaciones con su familia, decidió dejar el fruto de sus investigaciones en la mesa de entrada de la NASA, motivo por el que comenzó un dialogo que se mantiene hasta la fecha.

 

En uno de sus viajes a Estados Unidos, el ingeniero planteo, junto a la Universidad Nacional de Quilmes, la problemática de la desnutrición infantil en Argentina, por lo que le propusieron comenzar a trabajar las microalgas.

 

Miguel Raduazzo se graduó de Ingeniero Industrial en Universidad Nacional de Lomas de Zamora, actualmente es Director General y fundador del “Centro de Investigaciones en Ciencias y Tecnologías” en el Cono Urbano Sur de Buenos Aire; donde trabaja interconectado con la Estación Internacional Espacial.

 

Su objetivo como Director del Centro y hombre de ciencia, es promover en el país, especialmente en los gobiernos locales, la propuesta, desarrollarla científicamente y mostrar su viabilidad económica y social.

Comentários no Facebook