Hospital Escuela: Informan sobre Síndrome Urémico Hemolítico y Hemoglobinuria Paroxística Nocturna

0
15

En relación a los síntomas mencionó, “puede presentarse en algunas ocasiones diarrea, insuficiencia renal, fiebre, vómitos, sangre en las heces, irritabilidad, debilidad y letargo, falta de producción de orina, palidez, hematomas, hemorragias subcutáneas en forma de pequeños puntos rojos y coloración amarillenta de la piel”.

 

 

En relación a la principal vía de transmisión señaló lo fecal-oral, “una persona puede contraer la infección Escherichia coli por Comer carne o productos contaminados, nadar en piscinas o lagos contaminados con heces, tener contacto cercano con una persona infectada”.

En relación a la prevención de la enfermedad, recomendó no consumir leche sin pasteurizar, lavarse bien las manos antes de comer, después de ir al baño y después de cambiar pañales, limpiar los utensilios y las superficies donde apoyas la comida con frecuencia, cocinar la carne a una temperatura interna mínima de 160 grados, descongelar la carne en el microondas o en el refrigerador, separar los alimentos crudos de los alimentos listos para consumir, no coloques carne cocida en platos en los que antes haya habido carne cruda, colocar la carne debajo de los productos ya elaborados en el refrigerador para evitar que caiga líquido, como sangre, en ellos.

 

Ante la consulta de que si es frecuente los casos de Síndrome Urémico Hemolítico en adultos señaló que no son tan comunes, pero si en la actualidad tienen 18 pacientes con Hemoglobinuria Paroxística Nocturna HPN, que puede ser congénita o adquirida, tanto ésta patología como la mencionada anteriormente pueden pueden presentar un compromiso neurológico y renal, afectan la sangre producen hemólisis (Deterioro de los glóbulos rojos).

Finalmente, señaló que algunos pacientes requieren tratamiento farmacológico y hasta en casos graves requieren un trasplante de médula.

 

Comentários no Facebook