El Pueblo Indígena Mbya avanza en la conquista de derechos

0
5

Las Comunidades Mbya que habitan la provincia de Misiones avanzan a paso firme en la conquista de derechos colectivos y en el reconocimiento de su cultura e identidad y en este contexto, la sociedad se encamina hacia una realidad multicultural, como debió ser siempre.

 

 

Durante el último tiempo se materializaron diversas acciones y políticas de Estado en favor de los Pueblos Indígenas y eso llevó a un efecto dominó, donde van cayendo prejuicios, estereotipos y prácticas que atentan contra la cultura de los primeros habitantes de lo que hoy se conoce como el territorio nacional.

Sin ir más lejos, recientemente, un decreto firmado por el Gobernador ordenó el cese de la extracción de bosques nativos en el Lote 7-B en Campo Grande, Valle del Cuña Pirú, además de la realización de la consulta previa, libre e informada a los Mbya Guaraní.

El conflicto con la empresa CARBA, que comenzó hace al menos dos décadas, significó mucho dolor para las Comunidades. Vieron frente a sus ojos la destrucción del monte nativo -su casa-, las motosierras cortando sus árboles y la desidia estatal. Sin embargo, la histórica pelea por sus territorios finalmente fue reconocida.

Ahora, un nuevo logro, producto de las incansables luchas, se celebró esta mañana tras conocerse una orden judicial expedida por la Jefatura de Policía de Misiones que garantiza el respeto en términos de procedimientos legales.

Se estableció así, según lo indica la Constitución Nacional, que “se deberá notificar al Cacique de la Comunidad, de forma escrita en los idiomas castellano y guaraní, sobre el hecho investigado» y se dispondrá de intérpretes en el caso de ser necesario.

Para ello, se adjuntó un modelo de notificación policial, que deberá ser enviada por la Policía previamente a cualquier visita. La normativa se realizó luego de una reunión en Tekoa Pindo Poty entre miembros de diferentes Comunidades, el Ministro de Gobierno Marcelo Pérez y el Jefe de la Policía de Misiones Carlos Miguel Merlo.

Además, según consta en el acta de dicho encuentro, Merlo aceptó que los comisarios reciban capacitaciones sobre el Convenio 169 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) por parte del Equipo Misiones de Pastoral Aborigen (EMiPA).

Alejandro Benítez, mburuvicha (cacique) de la Comunidad Pindo Poty, es uno de los referentes de esta lucha y por eso expresó su alegría respecto a esta nueva medida y expresó que “nos sentimos mejor, es un logro muy importante para todo el Pueblo, para nuestros hijos y nietos, que ante cualquier problema, si hay una denuncia, nos tengan que consultar, venir y ver si está el cacique en la Comunidad”.

Mientras que su par, Ricardo Benítez, mburuvicha de Tuna’í, manifestó: “Después de más de veinte años luchando con el Aty Ñeychyrõ como organización tradicional nuestra, se han logrado muchos derechos. Estoy mucho más tranquilo, con energía y sé que estos logros son para todos el Pueblo Originario de Misiones. No es un regalo, hemos luchado mucho y por fin llegamos a esta instancia”.

Y siguió: “Ahora tenemos un camino conjunto entre la justicia blanca y los indígenas, a partir de ahora el personal policial no va a poder entrar al mundo indígena y hacer lo que ellos quieren, primero tendrán que respetar a los caciques y dueños de las casas, que antes no se hacía”.

La lucha colectiva da sus frutos. Las decisiones políticas que toma el Estado -en este caso, provincial-, como reparaciones históricas, no son más que el reflejo del grito al unísono de los Pueblos Indígenas, que a viva voz batallan contra la falta de reconocimiento y todo lo que eso implica.

Mantener viva su cultura ancestral dentro de un mundo que no les pertenece, es sin dudas el mayor desafío. Garantizar el respeto a su identidad es una tarea de todos. El camino se abre paso, pero aún queda mucho por andar.

Comentários no Facebook