EEUU bombardea bases de una milicia armada proiraní en Irak y mata a 19 combatientes

0
46

Aviones de combate estadounidenses F-15 bombardearon bases y depósitos de armas de las brigadas de la milicia del Hezbolá iraquí en la frontera entre Irak y Siria, en respuesta a un ataque contra una base militar estadounidense en Irak el viernes, en el que murió un contratista.

 

 

El ejército estadounidense bombardeó este domingo bases de una milicia armada proiraní en Irak, matando a 19 de sus combatientes, dos días después de la muerte de un civil estadounidense en un ataque contra una base militar del norte de Irak.

Horas después de la ofensiva, cuatro cohetes cayeron cerca de una base que alberga a soldados estadounidense próxima a Bagdad, indicó un miembro de los servicios de seguridad iraquíes.

Los bombardeos estadounidenses F-15 atacaron cinco objetivos, específicamente bases y depósitos de armas de las brigadas de la milicia del Hezbolá iraquí en la frontera entre Irak y Siria, según el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman.

Esas milicias constituyen una facción de la coalición paramilitar proiraní Hashd al Shaabi, las Fuerzas de Movilización Popular, originalmente formada para combatir grupos yihadistas y formada en su mayoría por fuerzas de seguridad iraquí.

El objetivo de Estados Unidos es «debilitar la capacidad» del grupo armado para perpetrar nuevos ataques contra las fuerzas de la coalición antiyihadista en esos países.

Pueden venir más ataques

 

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo a la prensa que los ataques fueron exitosos, y no descartó acciones adicionales.

«Los ataques fueron exitosos. Los pilotos y las aeronaves regresaron a la base de forma segura», mencionó Esper a la prensa luego que aviones de combate F-15 asociados con el movimiento islamista Hezbolá iraquí en el oeste de Irak y el este de Siria.

Estos ataques aéreos, anunciados más temprano por el Pentágono, se efectuaron en respuesta a una ofensiva que incluyó al menos 30 misiles disparados el viernes contra la base militar iraquí K1 en Kirkuk, una región petrolera al norte de Bagdad.

Un contratista civil estadounidense resultó muerto y cuatro militares estadounidenses y miembros del personal iraquí resultaron heridos por esta agresión, que Washington atribuye a las facciones armadas pro-Irán.

Esper dijo que el secretario de Estado, Mike Pompeo, viajó a Florida, donde el presidente Donald Trump se encuentra de vacaciones navideñas, para presentarle un resumen de los últimos acontecimientos en Medio Oriente.

 

Irán responde con contraataque verbal

 

En respuesta al bombardeos, el régimen de Irán acusó a Estados Unidos de mostrar su «apoyo al terrorismo» al atacar fuerzas que han asestado golpes contra el grupo yihadista Estado Islámico.

«Con estos ataques, Estados Unidos ha mostrado su firme apoyo al terrorismo y su negligencia para con la independencia y la soberanía de los países y debe aceptar las consecuencias de su acto ilegal», dijo el portavoz del gobierno, Abbas Mousavi, en un comunicado.

Por su parte, las milicias de Movilización Popular, integradas principalmente por chiíes, elevaron este lunes a 25 la cifra de muertos del ataque estadounidense.

«El recuento de víctimas mortales por la agresión brutal contra las sedes de las brigadas 45 y 46 alcanzó los 25 mártires y los 51 heridos», aseguró en un comunicado difundido este lunes el director de la administración de movimientos de la Multitud Popular, Yauad Kazem al Rabiaawi.

Al Rabiaawi aseveró que «la cifra de muertos podría aumentar por la presencia de heridos en estado crítico».

El incidente provocó una oleada de críticas en Irak que ha llevado al jefe del Comité de Seguridad y Defensa del Parlamento, Mohamed Reda al Haidar, a exigir una sesión urgente en la Cámara para «conocer los motivos de la infracción y para que no se repita de nuevo».

 

FUENTE: Univisión.com

Comentários no Facebook