Brasil y Perú abren las semifinales de la Copa América

0
6

Con Neymar como el emblema de la selección brasileña, los dirigidos por Tite se enfrentarán al seleccionado peruano en la primera semifinal de la Copa América. Un duelo que el combinado inca podría ver como una revancha de la final de la edición anterior de este campeonato, en la que cayeron 3-1 en el Maracaná.

 

 

 

 

Los últimos antecedentes no favorecen a la selección que dirige el argentino Ricardo Gareca, que en los últimos meses fue goleada dos veces por Brasil, invicto en esta Copa América y con un nivel de juego predominante con respecto a sus rivales.

 

En octubre de 2020, por las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar, Brasil también se impuso por 4-2 en Lima y en la fase de grupos de esta edición de la Copa América, hace dos semanas, el resultado fue 4-0 a favor de los Neymar.

 

“Cuando se llega a esta instancia, mas allá de los determinados favoritismos, de estadísticas o lo que dicen los especialistas y los entendidos, las selecciones tienen sus ambiciones y nosotros también las tenemos”, dijo El Tigre.

 

La canarinha llega entera a las semifinales, con Gabriel Jesús como única baja confirmada, por la expulsión que sufrió en el partido anterior tras asestarle una dura patada en el rostro al chileno Eugenio Mena. Perú, por su parte, no contará con André Carrillo, expulsado en los cuartos de final frente a Paraguay.

 

En el caso del técnico brasileño, cubrir la baja de Jesús parece más fácil, ya que cuenta con jugadores de la misma calidad y llegada. “Básicamente quiero un equipo equilibrado”, indicó cuando se le consultó por el reemplazante. Las opciones que baraja son Gabriel Barbosa (Gabigol) y Lucas Paquetá, que juega un poco más retrasado.

 

Del centro hacia adelante, la orquesta volverá a ser dirigida por Neymar, que se ha confirmado como el gran director del juego brasileño, al punto de que en el único partido que no jugó en esta Copa América, porque Tite le dio descanso, la Canarinha empató con Ecuador 1-1.

 

En el caso de Gareca, y con las goleadas sufridas recientemente ante Brasil, las cosas son diferentes y el entrenador argentino planea reforzar la marca en el centro del terreno para dejar en punta a Gianluca Lapadula, en un dibujo 4-5-1 claramente defensivo, pero que apuesta a la contra y también la épica.

 

Aún con esas precauciones, Gareca dijo después de avanzar a las semifinales, y ya pensando en Brasil, que “todos los partidos son diferentes” y que el pasado no cuenta. Podría haber aludido a una historia que es claramente favorable a Brasil, que ha jugado con Perú 48 veces y tiene un balance de 34 victorias, nueve empates y cinco derrotas.

 

 

 

 

Comentários no Facebook