Nacionales Escuchar artículo

La asombrosa historia de Carlo Acutis, el santo milenial que canonizará Francisco

La asombrosa historia de Carlo Acutis, el santo milenial que canonizará Francisco

La asombrosa historia de Carlo Acutis, el santo milenial que canonizará Francisco

La asombrosa historia de Carlo Acutis, el santo milenial que canonizará Francisco

El 29 de junio, se celebró el Día del Papa en el mundo católico apostólico romano, por la solemnidad de San Pedro y San Pablo. La fecha coincide en este 2024 con un hito en la historia de la Iglesia: Francisco canonizará a Carlo Acutis, el “apóstol de Internet”.

En lo que respecta a la efemérides, el Día del Papa es una de las mayores fiestas religiosas para este Credo. ¿Qué significa que sea celebrado como solemnidad conjunta de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso? Básicamente, se recuerda el aniversario del martirio de ambos discípulos en Roma. El martirio es la muerte o los tormentos, ya sea a través de dolor o sufrimiento físico, moral o de gran intensidad, en este caso, por la religión profesada.

Como líder de la Iglesia católica, Francisco cumple con diversas funciones: preside audiencias públicas cada miércoles en la plaza de San Pedro frente a una multitud que se acerca desde todas partes del mundo; publica libros y documentos, denominados encíclicas; participa en la doctrina social de la Iglesia, y también santifica a los beatos. Es por ello que, durante este año, anunció que canonizará a Carlo Acutis, el “apóstol de Internet”, que será considerado como el primer santo milenial.

El papa Francisco y su relación con las canonizaciones
En diálogo con DEF, la licenciada en Historia Geraldine Mackintosh, canonista que se encuentra cursando el doctorado en Derecho Canónico en la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA) y trabaja actualmente en la beatificación del Negrito Manuel, precisó que Francisco es el papa que más santos declaró: hasta ahora 912, de los cuales 813 son los mártires de Otranto.

Los mártires de Otranto eran habitantes de la ciudad homónima salentina, ubicada al sur de Italia, que fueron asesinados el 14 de agosto de 1480 por rechazar convertirse al islam después de que la ciudad cayera en manos de los otomanos comandados por el visir Gedik Ahmed Bajá.

Volviendo a Carlo Acutis, de acuerdo a la experta en canonizaciones, Carlo fue y llevó el fruto de la santidad, mostrándola como meta al alcance de todos y no como algo abstracto y reservado para unos pocos.

Acutis: una corta vida marcada por la fe
“Su vida es un modelo, particularmente para los jóvenes, ya que testificó que la fe no nos aleja de la vida, sino que nos sumerge profundamente en ella, indicándonos el camino concreto para vivir la alegría del Evangelio. Oración y misión apoyada en las nuevas tecnologías: estos son los dos rasgos distintivos de la fe heroica del beato Carlo Acutis, que, en el transcurso de su vida breve, lo llevó a difundir el mensaje de Jesús, encomendándose a Él en todas las circunstancias, especialmente en los momentos más difíciles”, completó Mackintosh.

Sobre la canonización de Acutis, hito que llamó la atención de toda la comunidad religiosa, y consultado por DEF, el Padre Juan Gabriel Arias, sacerdote argentino misionero en Mozambique, explicó que, para tomar la decisión de convertirlo en santo, se siguieron todos los pasos para la canonización, debido a que no es una decisión que se tome por afinidad, sino que es un arduo proceso que sigue un estricto protocolo.

“Es una gran noticia, ya que motiva mucho el hecho de que Carlo Acutis estaba inserto en la sociedad contemporánea atravesada por los dispositivos electrónicos conectados a la Red y a la vida en las redes sociales, lo que hace que emerja un santo propio para esta época y que acerca a los jóvenes actuales a la espiritualidad”, reflexionó.

Los milagros que rodean a Carlo Acutis
Carlo era un chico absolutamente normal, como la mayoría de sus compañeros, pero con una armonía absolutamente especial, gracias a la gran amistad que manifestaba tener con Jesús. Nació en Londres, Reino Unido, en 1991 y murió de leucemia mieloide aguda en Monza, Italia, en 2006 y a sus 15 años.

Según reza el sitio oficial de la Asociación Carlo Acutis congregada en la Causa de su Canonización, una circunstancia especial, dada su inusitada madurez en materia de fe y su gran amor por el sacramento de la Eucaristía, es que Carlo fue admitido a la Primera Comunión cuando solo tenía siete años y, desde entonces, nunca faltó a la cita diaria con la santa misa y alguna adoración Eucarística, fuera antes o después de la misa, y al rosario de cada jornada.

“Estar siempre unido a Jesús, ese es mi proyecto de vida”. Con estas pocas palabras, Carlo Acutis, el chico que murió repentinamente de leucemia, delineaba el rasgo distintivo de su breve existencia: vivir con Jesús, para Jesús y en Jesús.

Y, en su lecho de muerte, expresaba: “Estoy contento de morir porque he vivido mi vida sin malgastar ni un solo minuto de ella en cosas que no le gustan a Dios”.

Carlo Acutis: un pionero en difundir la religión por internet
Acutis era un adolescente apasionado por internet. Muy creyente de la fe católica, es reconocido por los religiosos como el “apóstol de Internet” o el “ciberapóstol”, por lo cual será canonizado en este 2024 por el segundo milagro que realizó y que fue reconocido a fines de mayo por la Iglesia católica.

El papa Francisco autorizó de esta forma al Dicasterio para la Causa de los Santos, el departamento dentro del Vaticano encargado de las beatificaciones y las canonizaciones, a “promulgar el milagro atribuido al beato Carlo Acutis”.

¿Cuáles son los milagros que se le atribuyen? Al ser muy aficionado a internet, tener mucho talento informático y, sobre todo, estar imbuido por una fe precoz e intensa, creó páginas web religiosas y una exposición que documentaba los milagros eucarísticos.

Fue declarado “venerable” en 2018, y un primer milagro reconocido en 2020 por el Vaticano le abrió el camino a la beatificación, última etapa antes de convertirse en santo.

El milagro del niño brasileño y su cuerpo exhibido por YouTube
Sucede que, en 2013, un niño brasileño que sufría problemas digestivos y una rara anomalía del páncreas se salvó sin cirugía después de que su familia rezara a Carlo, afirma la Iglesia católica. No paraba de vomitar. Y, exactamente cuatro años después de la muerte de Acutis, el joven le rezó pidiéndole poder dejar de devolver todo lo que comía. Lo que vino después fue una total e inexplicable curación del niño.

Otro dato curioso es que su cuerpo se mantiene fiel a cómo era al momento de su muerte, gracias a un tratamiento especial al cual fue sometido. Su tumba, que al ser vidriada permite ver directo sus restos, se puede visualizar las 24 horas, los 365 días del año desde cualquier parte del mundo. ¿Cómo? A través de una transmisión en directo desde YouTube, desde el Santuario del Expolio, en Asís, municipio italiano.

¿Ya es santo? Aún no. Geraldine Mackintosh adelantó a DEF que el próximo 1 de julio va a ser el consistorio ordinario público en donde se va a dar la fecha de la próxima canonización de Carlo Acutis. El consistorio es una asamblea constituida por todos los cardenales de la Iglesia católica.

Paso a paso, cómo se lleva adelante un proceso de canonización en la Iglesia
Un proceso de canonización tiene dos etapas fundamentales. La primera, según puntualizó Mackintosh a DEF, tiene lugar en la diócesis donde muere el candidato. Allí, el Obispo de esa jurisdicción es el encargado de llevar adelante una investigación canónica muy estricta que se basa puntualmente en dos pilares: las pruebas testimoniales y las documentales.

Luego, la historiadora agregó que el Obispo manda a recoger estas pruebas. Las documentales las recopila una comisión de peritos históricos idóneos con experiencia en el tema. En la curia, se recogen los testimonios sobre la “fama de santidad” y “fama de signos”. Una vez que el Obispo concluye este paso, manda estos informes a Roma, al Dicasterio para la causa de los Santos, donde comienza la etapa llamada “apostólica romana”. Obispos, cardinales y un comité de expertos en canonizaciones toman la decisión final sobre el primer “check” de la santidad del candidato.

La experta en la doctrina social de la Iglesia aclaró que, si todo va bien, se lo puede declarar venerable, paso previo a la beatificación. “Para la beatificación, la Iglesia espera ‘la voz del Dios’, que es un primer milagro. Para la canonización, un segundo milagro, que se registre después de la beatificación. En el caso de Carlo Acutis, por ejemplo, es muy singular, ya que el milagro ocurrió en octubre de 2010, cuando todavía no había sido iniciada su causa, que comenzó en Milán en el año 2013″, particularizó.

Francisco es el papa que más santos declaró: hasta ahora 912
Es por ello que esa diversificación provocó que las causas se instruyeran en forma separada. En Milán, que es donde muere el “siervo de Dios” (Acutis), por “heroicidad de virtudes”, y la causa por el milagro se tramitó en Brasil, donde curó al niño que padecía una enfermedad en el páncreas.

¿Cómo se inician las canonizaciones puertas adentro de la Iglesia?
De acuerdo a lo detallado por Geraldine Mackintosh, la causa de canonización de un candidato se inicia por distintas vías: el “martirio”, la “heroicidad de virtudes” (caso de Acutis) y también una tercera y flamante opción: el papa Francisco instituyó recientemente la “vía del ofrecimiento de la vida”.

En el caso de Acutis, la vía de la heroicidad de virtudes, se define por un estudio muy minucioso del candidato y se trata de ver la práctica de las virtudes de fe, esperanza y caridad; y cómo las ejerció de forma heroica a lo largo de su vida.

“Carlo, desde muy chico, se mostró muy piadoso, muy devoto de la Eucaristía y de los sacramentos en general; asistía a misa diariamente, rezaba el rosario todos los días y lo curioso y característico de él es que hizo uso de las tecnologías nuevas como la informática y la comunicación digital poniéndolas al servicio de la religión”, pormenorizó la doctoranda en Derecho Canónico por la UCA.

Y añadió que el flamante santo que Francisco terminará de canonizar este año fue uno de los precursores del uso de estos materiales para la difusión de contenidos religiosos. Por esto, se dice que es el primer santo milenial de la Iglesia Católica. Los santos son los rostros luminosos de la Iglesia. Cuando esta institución propone algún santo o el papa declara a algún candidato como beato o como santo, lo marca como testigo por seguir, ya que son intercesores y testigos.

Fuente: Infobae

Volver arriba