El consumo de asfalto vial continúa en alza en Argentina

Nacionales 09 de abril de 2018 Por
Marzo cerró con 62.073 tn despachadas de este insumo utilizado exclusivamente en la obra pública, quedando tercero a nivel histórico detrás de noviembre y octubre del año pasado.
76jsvuqgpaa4ctq6g

Luego del récord histórico alcanzado el año pasado, el nivel de actividad continúa creciendo gracias al avance de las obras de infraestructura.


El año comenzó con un consumo 49.630 toneladas en enero y 52.936 toneladas en febrero, un 22 % y 26 % mayor respectivamente a los mismos meses del año pasado. Marzo cerró con 62.073 tn despachadas, fue el mejor marzo de la historia y el tercer mejor mes. Los avances del plan de infraestructura que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación es uno de los factores que más influye en el crecimiento sostenido del consumo de asfalto vial.


Durante todo el 2017 se fueron batiendo récords de consumo de asfalto vial, insumo utilizado en rutas, autopistas, pistas de aeropuertos, pavimentación de calles y corredores de Metrobus. Finalmente, el año cerró con un consumo de 619.260 tn de asfalto vial, convirtiéndose, así, en el mejor año de la historia. Hacía 20 años que no se superaba el récord anual que había sido de 555.836 tn despachadas.

“El país sigue creciendo y para eso estamos transformando la infraestructura vial, generando una Argentina con más empleo, con rutas más seguras, un conurbano con menos calles de tierra. Trabajamos todos los días para que los argentinos estemos mejor conectados, enfocados en mejorarle la vida a la gente con las obras que hay que hacer.”, dijo Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación.


El consumo de cemento es otro indicador del movimiento que está teniendo la obra pública en el país. En marzo su consumo llegó a las 1.091.121 tn, lo que implica un récord histórico y representa una suba del 18,1% con relación a febrero 2018 y sobre marzo 2017 un incremento del 6,2%.


En lo que respecta a obras viales, en los últimos 2 años ya se terminaron 277 kilómetros de autopista, se pavimentaron 1.350 kilómetros de caminos y se repavimentaron otros 3.500, obras que lleva adelante el Ministerio de Transporte de la Nación a través de Vialidad Nacional están reconfigurando la red vial argentina.


La semana pasada se inauguró la Variante a Luján sobre la RN5, más de 8 km de autopista que incluye dos nuevos puentes que descongestionarán uno de los peores cuellos de botella del país, por donde circulan más de 18.600 vehículos por día permitiendo ahorrar 45 minutos de viaje en hora pico.


La nueva variante de la Ruta 5 desvía el tráfico fuera del casco urbano de Luján y enlaza de manera directa y segura con el Acceso Oeste. Pasó de ser una ruta de doble mano a una autopista de dos carriles por sentido y con cruces a desnivel. Se trata del primer tramo de la Autopista Luján-Bragado, un moderno corredor de 143 km y más de $ 14.800 millones de inversión, que financia el Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Vialidad Nacional.


Entre los trabajos concluidos el año pasado, se destacan el viaducto al puente La Noria, por el que hoy cruzan unos 75.000 vehículos diarios, ahorrándose hasta 40 minutos de viaje en hora pico. También la autopista Córdoba-Río Cuarto, sobre la RN 36, que hoy conecta las dos ciudades más importantes de una de las provincias clave de la producción agropecuaria.


En Misiones, se terminó de reconfigurar un tramo fundamental de la RN 12, al inaugurarse las rotondas de Puerto Rico, Eldorado, Puerto Esperanza y Montecarlo, que optimizan la seguridad y dinamizan el intercambio comercial de la zona y el Mercosur, en un trayecto por donde circulan más de 5.000 vehículos al día.


En Salta, se pavimentaron 21 kilómetros de la RN 51, entre Muñano y San Antonio de los Cobres, un trabajo que llevaba cinco años de demoras, generando inconvenientes a los vecinos, los turistas y la actividad minera. Del mismo modo, se terminó el viaducto El Candado, una variante del corredor de 5 kilómetros, que evitará los cortes por derrumbes o crecidas de los ríos.


Otra deuda histórica zanjada fue la pavimentación del Paso Pehuenche, sobre la RN 145 al sur de Malargüe, una promesa con 16 años de incumplimiento que hoy permite la circulación de Argentina a Chile de los 134.000 vehículos que transitan cada temporada. Finalmente, el Tercer Puente entre Neuquén y Cipolletti, la variante sobre la RN 151, descongestionará el acceso a ambas ciudades, con un caudal de 60 mil vehículos diarios.


A lo largo de 2017 se terminaron 20 km de corredores de Metrobus en la provincia de Buenos Aires. En el partido de La Matanza, sobre la Ruta 3, se construyó un Metrobus de 16 km, que mejora el viaje de unas 240 mil personas todos los días. En los partidos de Tres de Febrero y San Martín, se construyó el Metrobus de la Ruta 8, con 3.4 km de extensión desde la intersección de la calle Catamarca hasta la rotonda de la Ruta 4.


El asfalto vial es también un insumo importante para la transformación que está ejecutando el Gobierno nacional en las calles del Área Metropolitana de Buenos Aires. Es una deuda de más de 30 años que las calles por las que circula el transporte público dejen de ser de tierra. Del total de 600 km de calles en esas condiciones, el Ministerio de Transporte finalizó el año pasado la primera etapa del Plan de Pavimentación y Mejoras de Corredores del Colectivos en el AMBA; se transformaron 81 km de avenidas y vias troncales: Ruta 8 -a lo largo de 32 km- en San Miguel, Malvinas Argentinas, Jose C. Paz y Pilar; el Camino Gral. Belgrano -a lo largo de 9 km- y Av. Calchaquí – 8km – en Quilmes; la Ruta 234 -a lo largo de 8 km- en Pilar; la av. Remedios de Escalada -a lo largo de 4,7 km- y Av. Perón –a lo largo de 2 km – en Lanús; y se pavimentaron 220 km de calles que eran de tierra o estaban en muy mal estado. Las obras mejoraron la movilidad y calidad de vida de 1.3 millones de personas y 84 líneas de colectivos. La segunda etapa del plan a ejecutarse este año ya fue licitada, con un presupuesto oficial de 3.800 millones de pesos, y se dividirá en 7 zonas Zona 1:(Escobar, Tigre, San Fernando, San Isidro, Vicente López, Malvinas Argentinas, Pilar; General Rodríguez); Zona 2 (Gral. San Martin, Tres de Febrero, José C. Paz, San Miguel, Hurlingham, Ituzaingó, Merlo); Zona 3 (Moreno, Marcos Paz, La Matanza, Morón); Zona 4 (Lanús, Lomas de Zamora, Almirante Brown, Esteban Echeverría; Presidente Perón, San Vicente, Ezeiza,); Zona 5 (Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela); Zona 6 (La Plata, Berisso, Ensenada); Zona 7 (Campana).


Otro sector que influye en el consumo de asfalto es el de la infraestructura aeroportuaria. En lo que va de la gestión ya se hicieron a nuevo las pistas de los aeropuertos de: Chapelco, Trelew, Mendoza, Tucumán y Ezeiza. Este año se harán siete pistas a nuevo: la secundaria de Ezeiza, ya en construcción; Comodoro Rivadavia; San Juan; Córdoba; la principal y secundaria de Salta -en construcción-; y la de Iguazú. Estas dos últimas obras significarán el cierre temporario de ambas terminales a partir del 15 de abril.