La devaluación influyó en los precios: los mayoristas escalaron un 4,8%

Nacionales 16 de marzo de 2018 Por
La devaluación del peso durante febrero pegó de lleno en el índice de precios mayoristas, que aumentó un 4,8% en comparación con enero, según informó ayer el Indec. Este incremento enciende luces de alerta en los pasillos oficiales respecto a cómo evolucionará el IPC en los próximos meses y la inflación en general, ya que confirma el pase a precios de la suba del dólar o pass through.
616ar746f84qkuv6g



La devaluación del peso durante febrero pegó de lleno en el índice de precios mayoristas, que aumentó un 4,8% en comparación con enero, según informó ayer el Indec. Este incremento enciende luces de alerta en los pasillos oficiales respecto a cómo evolucionará el IPC en los próximos meses y la inflación en general, ya que confirma el pase a precios de la suba del dólar o pass through.

El incremento de febrero se dio como consecuencia de la suba de 4,9% en los productos nacionales y de 4,3% en los importados, detalló el Indec.

Con la suba del 4,8%, los precios mayoristas acumularon un alza de 9,6% en el primer bimestre y de 26,3% en los 12 últimos. “A diferencia de lo sucedido en 2017, la variación de precios mayoristas le gana a la inflación minorista”, reconocieron desde la consultora ACM. De hecho, el IPC marcó 4,2% para el primer bimestre, difundió el Indec el miércoles pasado.

“En conjunto con el dato de inflación, la evolución de precios se encuentra alejada de los objetivos de las autoridades. Si bien se esperaba que se acelere la inflación mayorista, estos niveles pueden generar presión sobre los precios minoristas de los meses siguientes”, advirtieron desde ACM.
En ese sentido, señalaron que la dinámica del tipo de cambio, que venía sirviendo hasta diciembre como ancla de estos precios, sumado al aumento de insumos para la producción como gas y electricidad, aceleraron la inflación en el segmento mayorista.

“Ya se registra un claro pasaje a precios de la depreciación del peso, resta saber cuánto de esto es trasladado a precios minoristas en los próximos meses”, admitieron en ACM.
Desde la casa de inversión First Capital Group señalaron que “el inicio de 2018 se ha presentado con una fuerte volatilidad cambiaria, el peso perdió 10% nominal contra el dólar y desde fines de noviembre pasado, cuando comenzaron las presiones en el mercado de cambios, el peso acumula una devaluación del 17%.

Y, sobre cómo esta modificación del tipo de cambio afectó a los precios, aseguraron que “la Argentina es el único país de América latina en donde las devaluaciones impactan en la tasa de inflación”. En ese sentido, detalló que “a contramano del resto de la región, cada vez que en nuestro país se produce una depreciación de la moneda, el índice de precios se modifica”.

Desde esta consultora pusieron como ejemplo que Brasil mantuvo una tasa de inflación promedio de 7% entre el 2011-2016, a pesar de la depreciación nominal del 62% en el real respecto al dólar. Y que Chile, por su parte, mantuvo una tasa de inflación del 3% promedio durante todo el periodo analizado, en el que a partir de 2013, la tasa de depreciación nominal se situó por encima del 10%

Entre los productos de origen nacional, los precios de los primarios ascendieron 9,1%, esencialmente por la suba de 14,7% en petróleo y gas. A su vez, los productos manufacturados tuvieron un ajuste de 3,4%, mientras que la energía eléctrica mostró una variación de 7,3%.

Canasta ejecutivos


La inflación en la Canasta del Profesional Ejecutivo (CPE), elaborada por la Universidad del CEMA, fue de 2,35% en febrero y acumula una suba de 25% en los últimos 12 meses. En los primeros dos meses de 2018 el incremento fue de 4,2%, al igual del IPC del Indec.

 

El costo de la CPE en dólares cayó 1,8% contra enero y se ubicó en u$s 5927. En relación a febrero de 2017, la baja en la CPE en dólares es 1,7%. En 2017 el costo en dólares de la CPE fue en promedio de u$s 6181, mientras que en 2016 y 2015 el promedio fue u$s 5500 y u$s 4605 respectivamente.

“Los aumentos en el transporte, los servicios, la medicina prepaga y el dólar impactaron fuertemente en los capítulos de transporte y comunicaciones, vivienda y servicios básicos, equipamiento y mantenimiento del hogar y atención médica y gastos para la salud, con subas de entre 3,7% y 3,1%”, detallaron.

Fuente: El Cronista.