Juzgado Federal responsabiliza a comunicadores por corte de la ruta 12 en Mado

Provinciales 10 de marzo de 2018 Por
BERNARDO DE IRIGOYEN. Este vienes, los comunicadores de Bernardo de Irigoyen, Ricardo Javier, de Radio Estudio, y Sergio Soto, de FM Alternativa de Colonia Delicia, recibieron una notificación a través de la que se los responsabiliza por la manifestación y corte de la Ruta Nacional 12, ocurrida el lunes pasado.

Tres oficiales del Escuadrón 10 de Gendarmería Nacional, a cargo del comandante principal, Maximiliano Huter, llegaron hasta la vivienda del comunicador social para requerir sus datos y su firma en el acta de constatación de domicilio en el Barrio Soberanía Nacional, por orden del Juzgado Federal de Eldorado, del magistrado Miguel Ángel Guerrero, quien inició un expediente caratulado "Entorpecimiento de Servicios Públicos", tramitado en la Secretaría Federal.


A través de ese documento ordenó que se proceda a la identificación de los comunicadores, y tres personas más, requiriendo la colaboración de la Policía de Misiones. 


"Se trata de tres personas de género masculino: Sergio Soto, propietario de una emisora de radio de Colonia Delicia; Ismael Isaac, ex funcionario de la Prefectura Naval Argentina, y Ricardo Javier, comunicador social y dirigente político de Bernardo de Irigoyen, y dos personas de género femenino, una de ellas respondería al nombre de Rosa; quien se destaca del resto de las mujeres por ser quien establecía los períodos de duración del corte y acompañaba a los tres hombres referidos; y otra mujer de nombre Nélida. Se solicita información respecto de sus datos filiatorios y otras condiciones y circunstancias personales que colaboren en la identificación solicitada", expresa la notificación firmada por el secretario federal, Alejandro Javier Doi.

"Estoy tranquilo porque no cometí ningún delito"


El comunicador de Bernardo de Irigoyen, señaló que le sorprendió la notificación de la Gendarmería en su domicilio porque sabe que actuó de manera correcta. "Ese día estuve cubriendo para la radio, los cortes de Irigoyen por el cierre de la escuela agrotécnica; en Colonia Victoria por el aumento del peaje, en Pozo Azul por el tarifazo de las facturas de luz, y en Mado acompañando a los vecinos que se manifestaron pacíficamente, y no hubo problemas, salvo la actitud de los gendarmes que permitieron que los camiones avanzaron por sobre la gente".


Consideró que esta notificación es "un apriete más de los que nos suele suceder a los luchadores populares. El tema ya está en manos de un abogado, y estoy tranquilo porque los que estuvimos en la ruta no cometimos ningún delito, la población reclama por sus derechos, y eso es absolutamente constitucional", expresó Javier.

Repudio del PAyS y envío de ambulancia a Delicia


Por otro lado, desde el Partido Agrario y Social, manifestaron su absoluto repudio por esta intimidación a los dos trabajadores de prensa de la Zona Norte, y también a vecinos de Mado y Delicia.


"Lo que hicieron los ciudadanos fue salir a la calle a protestar por los servicios que no tienen, y la falta de respuesta de la Municipalidad de Mado. No obstante esto, hicimos gestiones con el ministro de Salud Pública de la provincia, Walter Villalba, y le explicamos la gravedad de la situación, reconoció la necesidad, y ya envío una ambulancia para Delicia, y el director de Salud de la Zona Norte Paraná, Jorge Frowein, se está ocupando de ponerla en condiciones para el uso de la comunidad. Esto significa que el Estado provincial reconoce la legitimidad del reclamo de los vecinos en la ruta", destacó el presidente del Bloque Diputados del PAyS, Martín Sereno.


Agregó que "nos solidarizamos con los comunicadores y los vecinos de Mado y Delicia, y repudiamos estos hechos dirigidos a infundir miedo en la población que reclama derechos a sus gobernantes", remarcó el legislador.

Abandonados y marginados


El lunes 7 de marzo, alrededor de 200 vecinos del Kilómetro 4, a la altura de Colonia Delicia/Mado , decidieron manifestar cortando la Ruta Nacional, en reclamo de una ambulancia para la localidad, arreglos de los caminos, un médico en forma permanente, entre otras cosas, sumando al deficiente servicio de Internet que obstaculiza casi todas las actividades comerciales, de salud, sociales, del Estado y de las personas en la zona.


Ante esta manifestación, la Gendarmería Nacional intervino de manera violenta, empujando a mujeres y niños y niñas, circulando con las motos en medio de la multitud, priorizando la circulación de los vehículos, y exigiendo a los manifestantes que desalojaran media calzada para que dar paso a los autos y camiones que iban hacia Posadas o a Puerto Iguazú.