Construcción: con suba de costos y menos fondos, vislumbran un parate

Nacionales 20 de junio de 2018 Por
Los principales insumos subieron entre 26% y 50% en seis meses. El sindicato avisa sobre paralización de obras y los empresarios señalan deterioro en los plazos de los pagos.
12ypa83234128fo6g

Si para diciembre próximo la construcción logra tener un mínimo crecimiento terminará festejando. Esa es la sensación que circula entre los grandes empresarios del sector, que observan cómo los costos crecen y los fondos oficiales se reducen.

“La proyección para este año era crecer entre 6% y 8%, pero estamos viviendo un amesetamiento a lo que se le suma el anuncio del Gobierno de una merma de $ 30.000 millones en los fondos públicos que significa una caída de 15% de la obra pública”, explicó el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Gustavo Weiss.

Como si ese escenario no fuera lo suficientemente complicado, desde Camarco también señalan que hay un “deterioro de las obras en ejecución, en donde hay retrasos en los pagos. Por ejemplo, en Vialidad se está viendo retrasos de entre 90 y 120 días para pagar posteriores al vencimiento del certificado”.

La situación fue certificada por el titular de la UOCRA, Gerardo Martínez, quien dijo en un programa de televisión que se están registrando “paralización de obra” tanto en la Ciudad como en las provincias más importantes y que se está “reestructurando todo el ritmo de obra” lo que está generando “incertidumbre por la cadena de pago”.

Parte esto se corresponde a la baja en los giros a las provincias como parte del ajuste para reducir el déficit fiscal. Según un informe de la consultora LGC, las transferencias para la obra pública “se redujeron 11% interanual (caída de 29% interanual real). Y la inflación también está pegando por debajo de la línea de flotación del sector, que ya está tambaleando y que mira de reojo el recorte para el año que viene (según el acuerdo con el FMI, para 2019 hay una reducción de 0,6% del PBI en el ítem Gasto de Capital, la mayor reducción de todo el gasto primario).

Según el relevamiento que hacen en la Cámara, los insumos básicos de la construcción vienen “volando”. El cemento aumentó en los primeros seis meses 26%, más del doble que la inflación. Pero no fue el único. Mientras el Gobierno no para de anunciar que hay récord de consumo de asfalto, las empresas aumentaron más de 30% en los últimos 40 días y supera el 53% desde principios de año.

“En el asfalto se juntaron varias cosas. La primera es la escasez que hace que la demanda sea mayor que la oferta, por lo menos por ahora, pero la segunda es que las petroleras no paran de aumentar el valor del insumo”, dijeron desde una empresa dedicada a obras viales.

Con el precio de la nafta en discusión con el Ejecutivo nacional, las petroleras siguen con la suba de precios en los demás sectores en los que no hay control estatal, como el asfalto y los aceites.

Por último, el tercer insumo fundamental para la obra pública es el acero. “Acá la cuenta es fácil, el acero cotiza en dólar, por lo que aumentó lo mismo que aumento el dólar en el año”, señalaron desde una constructora. Desde enero, el dólar se incrementó un poco menos de 50%, por lo que el precio del acero acompañó ese crecimiento.

Fuente: El Cronista.