“La empatía es nuestra principal herramienta”

0
24

El Consejo Provincial de Discapacidad que opera en el ámbito de la Vicegobernación, avanza en la asistencia integral de personas con discapacidad en situaciones de necesidad implementando programas específicos que apuntan a garantizar sus derechos y mejorar su calidad de vida.

 

 

 

La doctora Marcela Alvez que preside este consejo, indicó que se trabaja fuerte con los municipios de la provincia en varias líneas de acción que apuntan a ese fin, y específicamente con el programa de eliminación de letrinas y el que pone el acento en asistir a quienes en estas condiciones ya son microemprendedores.

 

Gestionar los derechos

 

El organismo creado por ley permite trabajar con políticas públicas orientadas a lograr la integración de las personas con discapacidad, y en ese proceso resolver sus necesidades más urgentes. “Instalado el tema en la agenda pública nosotros trabajamos con todos los municipios conformando consejos municipales de discapacidad y formando líderes, que son los que difunden los derechos y las obligaciones que tienen las personas en esta situación y su grupo familiar”, aseguró la doctora Alvez.

 

Se realiza una tarea coordinada y son los mismos municipios los encargados de, previo relevamiento, convocar a los diferentes actores sociales, entre los cuales las personas con discapacidad tienen prioridad porque marcan las políticas necesarias para desplegar acciones urgentes. 

 


La tarea va desde el mejoramiento de una vereda, la asistencia a un microemprendimiento, ayudas técnicas, asistencia a personas con necesidades puntuales como un bastón, una muleta, una silla de ruedas, elementos que facilitan la movilidad y autonomía de una persona con discapacidad.

 

 

Siempre el municipio hace una sistematización y define el eje más importante a trabajar, cuáles son las personas o familias más vulnerables y se articula conjuntamente con la Provincia. Aquí es importante la rapidez, el estar cerca de la gente, dando una respuesta que a veces no es tan rápida, pero se comienza visibilizando la demanda, se trabaja en el marco del consejo con la Multilateral de Políticas Sociales y se disparan mecanismos de asistencia a las personas más necesitadas que son el objetivo de este espacio en discapacidad.

 

Asistencia a Microemprendedores

 

El año pasado se entregaron recursos a microemprendedores, otorgando autonomía a la persona con discapacidad que quiere y puede hacer su propio trabajo y que vienen con algún tipo de actividad. Con asistencia se potencia su trabajo y se lo estimula para que continúe. Algunos tienen quioscos, panaderías, chaperías, otros desarrollan tareas solidarias, tienen talleres donde reparan sillas de ruedas. Se gestiona desde la empatía fortaleciendo el emprendimiento de la persona con discapacidad, ayudando así a todo el grupo familiar a lograr una mejor calidad de vida, que es el objetivo.

 

Trabajo en erradicación de letrinas

La tares se gestó desde la Vicegobernación y consiste en trabajar con las familias más necesitadas de la provincia que usen letrina, lo que vulnera un derecho tan importante para cualquiera como contar con un baño convencional. Más aún si se trata de una persona con discapacidad que está en silla de ruedas. Los baños que se instalan son ciento por ciento adaptados y se hace seguimiento garantizando que se utilicen correctamente porque significan una gran inversión.

Ya se han realizado más de 20 entregas -algunas en lugares remotos de la provincia-  y hay nuevas visitas planificadas, conscientes de que los núcleos sanitarios marcan un antes y un después en la calidad de vida.

 

 

Se viene trabajando desde Vicegobernación y el Consejo en estos aspectos y resolviendo situaciones críticas desde hace varios años como una política pública de un Estado presente que asiste y da contención humana, que pasa por escuchar a esa mamá que necesita que alguien le ponga el oído. Hay que saber escuchar a las personas, entender su realidad y saber cómo viven. Trabajar con los líderes en la empatía, en esto de ponerse en el lugar del otro y desde ahí poder ayudar. Porque las políticas públicas en discapacidad son logros y acciones concretas, no nacen de proyectos, sino de lo que la persona con discapacidad pide y para eso hay que saber escuchar, hay que empatizar.

Comentários no Facebook