Inflación: el 2019 cerró con una suba de precios récord en casi 30 años

0
10

El último mes del año pasado tuvo un índice de entre 4 y 4,2%, apenas inferior a noviembre. El acumulado anual superaría así el 53%.

 

 

 

 

La inflación no cedió en el último mes de 2019 y, según distintas consultoras, estuvo por encima del 4%, tal como había sucedido en noviembre. Con la información de los 12 meses del año, cálculos privados estiman que la suba de precios anual fue de al menos 53%, una cifra récord desde 1991, durante la salida de la hiperinflación.

 

El Indec dará a conocer el 15 de enero el último número del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 2019. Sin embargo, las consultoras que hacen seguimientos de precios mensualmente ya tienen algunas cifras preliminares que dan cuenta que la inflación no registró una desaceleración en relación a noviembre.

 

Según un informe de Elypsis, el IPC del último mes de 2019 fue de 4,2%, apenas 0,1 puntos porcentuales por debajo del mes anterior. Esa suba, consideraron, estuvo impulsada «por reacomodamientos de precios en alimentos y bebidas, salud, y transporte y comunicaciones, principalmente».

 

«Si bien el dólar oficial deprimido por los controles viene conteniendo muchos precios, el año nuevo arranca con presiones en diversos frentes, entre ellos, los alimentos de la canasta básica que comenzarían a tributar IVA», indicó Elypsis en un reporte este miércoles.

 

La inflación acumulada de todo 2019, para esta consultora, fue de 54,6%, siete puntos por encima de los 47,6% que registró el Indec para 2018. La suba de precios del año que acaba de terminar sería entonces la mayor desde 1991, cuando los precios subieron 84%, en tiempos en que el país salía de la hiperinflación.

 

Ecolatina, por su parte, estimó de forma preliminar una suba de precios de 4% para diciembre. Con esa última cifra del año, una cálculo inicial sobre la inflación total de 2019 se acerca al 53%, afirmó, TN, Federico Moll, director de esa firma.

 

«La cifra es preocupante no sólo por el nivel en sí, sino porque se da con precios atrasados como tarifas y combustibles y con una caída del salario real. Es factible que esa baja del salario ahora empuje aumentos que nominalmente sean altos. Es decir, como la inflación fue alta, los sindicatos van a pedir aumentos altos y eso haga subir el ‘piso’ de inflación«, analizó.

 

«Así, ese ‘piso’ dejaría de ser de 25 o 30 por ciento anual para ascender un nivel más. Eso es peligroso si mirás una serie de precios de largo plazo, que tiende a acelerarse. Un nuevo piso de 40 por ciento da como resultado que el tiempo para reducir la inflación termina siendo bastante mayor», concluyó Moll.

 

Para el IPC Bahía Blanca, una medición privada que se concentra en la variación de precios de esa ciudad bonaerense, en diciembre la inflación fue de 5,08%. La aceleración estuvo explicada por aumentos en transporte (9,78%), salud (8,17%) y alimentos (4,26%).

 

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que hace el Banco Central entre consultoras, bancos y fondos de inversión reflejó que el sector privado espera para diciembre un índice de precios de 4,3% y de 54,6% para todo 2019.

 

Hacia 2020, el ritmo acelerado de la inflación dejará un «arrastre» alto. Según Elypsis, «enero recibe un arrastre estadístico de 1,1%«. Esa consultora estimó que el primer mes del año podría tener «una inflación de 3,8%«. «Para todo 2020 mantenemos por ahora nuestra proyección de inflación anual en 43,8%«, subrayaron. El REM, en tanto, aguarda para este año una suba de precios total de 43%.

 

Fuente: TN

Comentários no Facebook