Pagarán la ayuda escolar sin exigir un certificado en forma previa

0
23

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) pagará entre marzo y abril próximos la ayuda escolar anual prevista en el sistema de asignaciones familiares sin exigir que por cada chico se haya presentado el certificado de alumno regular antes de finalizar 2019. Según una disposición incluida en una normativa aprobada en agosto pasado, y derogada ayer por el organismo, para acceder a la prestación al inicio del ciclo lectivo de este año debía estar presentado el certificado de escolaridad correspondiente al 31 de diciembre pasado.

 

 

 

Y, para los casos en los que ese requisito no estuviera cumplido, se estableció que se pagaría la asignación en el momento en el que se acreditara la escolaridad. En rigor, la norma del año pasado había ordenado el sistema general de pagos por hijo replicando, en varios aspectos, modalidades que ya se venían aplicando en los años previos.

 

 

 

La resolución 28 de la Anses, publicada ayer en el Boletín Oficial, deroga un párrafo de una disposición de la gestión anterior referida a las «normas y procesos» internos, que establecía que si la acreditación de la escolaridad no se había hecho hasta el último día de un año, entonces no se pagaría la prestación del año siguiente al iniciarse el ciclo lectivo.

 

 

Según fuentes de la Anses, esta vez el pago se hará a partir del mes próximo en forma masiva, mientras que la presentación del certificado podrá hacerse hasta fin de año. ¿Qué pasará entonces si, abonada ya la prestación, termina 2020 y no hubo certificación de la asistencia a las aulas? En la Anses respondieron, ante la consulta de LA NACION, que los pasos a seguir se evaluarán. Pero, en principio, por esos chicos no se cobraría el año próximo.

 

La ayuda escolar es una asignación que es percibida una vez por año por los chicos de entre 4 y 17 años. Alcanza a los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y también a los de asignaciones familiares del sistema formal de la economía, que son percibidas por los chicos que viven en hogares donde los ingresos por salarios no superan determinado monto (no hay tope si se trata de chicos con discapacidad), o que son hijos de monotributistas de cualquier categoría (la asignación mensual por hijo es cobrada por quienes están anotados en categorías inferiores a la I, pero en el caso del pago anual por ayuda escolar no se limita la percepción por nivel de ingresos).

 

 

El monto es fijo, más allá del nivel de ingresos de los padres, aunque es mayor en algunas zonas del país. Según dijeron en la Anses, la suma a cobrar este año será informada en los próximos días, ya que todavía no está definida. El año pasado el pago les correspondió a algo más de 6,8 millones de chicos. Y la asignación general fue de $1701 (fue más alta en algunas zonas).

 

 

El monto consignado en la tabla actualmente vigente de asignaciones familiares es de $2300. A esa cifra se llegó por la aplicación del sistema de movilidad que hubo hasta diciembre del año pasado. Para marzo de este 2020 corresponde que se sume otra actualización que, según la fórmula de movilidad suspendida en diciembre por el Congreso a propuesta del Poder Ejecutivo, iba a ser de 11,6% (con lo cual, la ayuda iba a pasar a $2567). Pero ahora, aún no se sabe qué porcentaje que se sumará.

 

Los argumentos oficiales
La resolución conocida ayer, que lleva la firma del titular de la Anses, Alejandro Vanoli, se justifica, según los considerandos, en «el contexto económico y social de emergencia» y en «el inminente inicio del ciclo lectivo». Según el argumento de las autoridades del organismo, «la falta de presentación de los certificados escolares al 31 de diciembre de 2019 no se encuentra necesariamente ligada a trayectorias escolares discontinuas».

 

 

Y se agrega también que es necesario seguir «profundizando el trabajo articulado con los distintos organismos y ministerios, para realizar acciones conjuntas que tiendan a resolver las barreras para que los niños, niñas y adolescentes puedan acceder y sostener el derecho a la seguridad social».

 

En los próximos días, el Gobierno no solo deberá definir cuál es el monto de la ayuda escolar para este año, sino también la cuantía de los diferentes conceptos del salario familiar, de la AUH y de las jubilaciones y pensiones. Suspendida la aplicación de la fórmula de movilidad que hasta diciembre de 2019 regía para esos conceptos, ahora el Poder Ejecutivo tomará su decisión sobre el tema con discrecionalidad.

 

 

 

Comentários no Facebook